Con el objetivo de precautelar la seguridad de los ciudadanos, la Agencia Metropolitana de Control (AMC), desarrolla Macro Operativos de Control de la venta de fuegos pirotécnicos, que en el caso de venta informal representan un verdadero peligro para la población.

A partir de este 17 de diciembre, la AMC realiza controles diarios y permanentes en la ciudad, para verificar que quienes ofrecen este tipo de productos cuenten con todos los permisos necesarios y garanticen su seguridad.

Estos macro operativos se realizan en conjunto con la Policía Nacional, Comisaría, Policía Metropolitana (entidad bajo la jerarquía y control de la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad) y Fuerzas Armadas. En promedio se ejecutan cuatro operativos de control diarios, en diferentes zonas de la Capital, los controles se realizarán en todas las administraciones zonales del DMQ.

Los Operativos de venta de pirotecnia que se desarrollarán durante el mes de diciembre se hacen bajo el cumplimiento de tres Ordenanzas Municipales:

La Ordenanza 332 que estipula que ninguna persona puede realizar actividades económicas en el espacio público si no cuenta con los respectivos permisos municipales (PUCA). En este caso la multa es del 50% de un RBU (USD 193).

La Ordenanza 280, que contrala que en el caso de que el comerciante sí tenga el permiso necesario no haga mal uso del mismo; como por ejemplo, que cuente con permiso para vender un determinado tipo de producto pero vende otra clase de mercancia. La sanción por el irrespeto a esta normativa es del 20% de un RBU (USD 77.20).

La Ordenanza 125, que estipula que los locales comerciales deben contar con su Licencia Única de Actividades Económicas (LUAE).

Se recuerda que para fabricar artículos de pirotecnia es necesario que el fabricante, además de poseer su LUAE, cuente con la Licencia del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. Cabe indicar que en el caso de irrespetar la Ordenanza Municipal 125 con este tipo de prácticas, se clasifican dentro de la Categoría 3 y el incumplimiento a la normativa genera una multa que va entre 9 y 15 salarios básicos unificados; es decir, hasta USD 5.790.

“Esta es otra muestra del trabajo que realizamos a diario por cuidar la ciudad y la seguridad de todas las personas que habitamos en Quito. Sin embargo es indispensable el apoyo de las personas. Hacemos una llamado a la ciudadanía a que no compre a vendedores informales, menos aún este tipo de productos, pues a más de correr un riesgo, es la única manera de frenar este círculo vicioso: si no hay clientes, no habrá quién venda en el espacio público”, aseguró David Chávez, Supervisor de la AMC.

En este contexto recordó que la Agencia Metropolitana de Control está desarrollando la Campaña de Concienciación “Rompe el Círculo”, que busca generar corresponsabilidad ciudadana y comprensión sobre las problemáticas que acarrean comprar o colaborar con las labores informales; es decir, que no cuentan con los permisos necesarios del Municipio. Esta Campaña se seguirá ejecutando los próximos 3 meses.

Diciembre es uno de los meses de trabajo más intensos para la AMC, por lo cual se realizan 30 operativos de control diariamente.

Control de venta y consumo de alcohol en el espacio público

La Agencia Metropolitana de Control también está desarrollando controles para evitar la venta o consumo de bebidas alcohólicas, incluido licor artesanal, en el espacio público.

Por ello, se están desarrollando controles diarios en cumplimiento de la Ordenanza Metropolitana No. 151, que establece la prohibición del expendio de bebidas alcohólicas en los espacios públicos o en cualquier vehículo automotor, público o privado.

Esta normativa también prohíbe el consumo de cualquier tipo de bebida alcohólica en el espacio público. En caso de hacer caso omiso a la normativa se procede a aplicar la sanción del 50% de RBU (USD 193).

Sobre las competencias de la AMC

Recordamos que las competencias de la Agencia Metropolitana de Control son el control de la: mala utilización del espacio público; libadores en la vía pública; construcciones sin licencias; control del arbolado público, grafitis, fachadas y aceras; mala tenencia de la fauna urbana; control del ejercicio de actividades económicas, sean estas fijas o ambulantes, sin los permisos respectivos; publicidad exterior; depósito de residuos sólidos, tales como escombros en predios inhabitados, quebradas o espacio público en general; espectáculos públicos, entre otros.

Los funcionarios de la AMC trabajan en todo el Distrito Metropolitano de Quito, pueden ser identificarlos por: Uniforme azul marino con logotipo de la institución, tanto en parte frontal de la gorra en la parte frontal como en el chaleco, parte frontal y posterior. Identificación que incluye nombres completos, cédula y departamento o unidad en la que labora.

Ante cualquier irregularidad respecto a las competencias de la AMC, la ciudadanía tiene varios canales de comunicación para poner una denuncia; ya sea por vía telefónica al 3952 300, mediante Redes Sociales (Facebook: Agencia de Control Quito y Twitter: @amcquito), a través de la página web (www.agenciadecontrol.quito.gob.ec) o acercarse directamente a las instalaciones ubicadas en El Sol N39-188 y El Universo.

Denuncias

Ordenanzas

Noticias

Noticias

Servicios

Denuncias

Formularios

Formularios