Este domingo 11 de noviembre, la Agencia Metropolitana de Control, del Municipio de Quito, realizó un operativo de control de la fauna urbana en el sector del Recreo, al sur de la ciudad. 50 mascotas de diferentes razas fueron incautadas al ser comercializadas en la vía pública.

Esta actividad contraviene la Ordenanza No. 048, que señala como infracción grave a la crianza, reproducción y comercialización de animales de compañía.  Prohíbe la venta de animales en el espacio público.

La Inspectora General del área de Fauna Urbana de la Agencia Metropolitana de Control, Yanine Olguin, indicó que con el operativo se da cumplimiento a la normativa Municipal. Se trata de erradicar la venta de mascotas en la vía pública porque es una forma de maltratar a los animales; y se atiende las denuncias constantes de la ciudadanía sobre la venta de canes en el espacio público.

Con la medida cautelar los 50 animalitos fueron llevados a la Clínica Veterinaria Municipal Urbaninal del Sur, en donde recibieron atención adecuada. Allí permanecerán mientras dure el proceso administrativo sancionador que la Agencia de Control llevará adelante. El Comisario emitirá un informe sobre la tenencia de los perritos y las sanciones que recibirán los ciudadanos que los comercializaban en el espacio público.

La Inspectora de la Agencia de Control, indicó que con el apoyo de la Policía Nacional se logró recuperarlos. Se verificó la procedencia y los carnets de vacunas. En la mayoría de casos, según los dueños de los perros únicamente los estaban paseando. Sin embargo presentaron carnets sin sello, ni firma de un veterinario, lo que invalida el documento, a pesar de ello los entregan a quienes compran las mascotas.

Para recuperar a sus cachorros esas personas deben presentar los carnets y la procedencia. Tras de estas mascotas se debe considerar que una madre está constantemente en gestación. Pueden tener 2 partos al año, eso es maltrato. Los animales son de compañía y deben estar en la casa.

Las personas que venden cachorros en el espacio público están violando las libertades de los animalitos al no atenderles con la dotación de agua y alimentos, incomodidad al ser colocados en cartones, no pueden desarrollarse normalmente, al estar en la calle, la bulla y ruido de los vehículos les altera y les estresa, estas son infracciones muy graves.

En este operativo se comercializaban cachorros de varias razas incluidos los bulldog que se venden entre 300 y 800 dólares.

“Se recomienda a la comunidad no comprar mascotas en la vía pública, al hacerlos se incentiva una actividad que no está regularizada. No estamos en contra de la actividad económica, sino del maltrato a los animalitos” agregó finalmente Yanina Olguin.

Denuncias

Ordenanzas

Noticias

Noticias

Servicios

Denuncias

Formularios

Formularios